¿Cómo maquillarse? sácate partido y aprende a ¡pintarte!

El maquillaje es un arte que hay que aprender y, poco a poco, con paciencia y práctica, podemos hacer de él una verdadera arma. Ante todo y como premisa base por la cual regimos todos nuestros actos de cara a mejorar nuestro aspecto físico es que el mejor maquillaje es aquél que no se nota. 



El maquillaje puede ser un arma de doble filo; si la utilizamos correctamente podremos potenciar nuestros puntos fuertes, pero si lo hacemos mal podemos enmascarar nuestra belleza y convertirla en algo artificial. 

¿Por donde empiezo? Orden para aplicarte el maquillaje.

1. Sérum. Desde hace unos años se ha convertido en uno de los productos imprescindibles para muchas mujeres. No es un sustituto de la crema hidratante, es un complemento, que actúa a un nivel más profundo que las cremas, reduciendo las arrugas y líneas de expresión. Su uso está recomendado a partir de los 30 años y solo tienes que aplicar cuatro gotas (una en la frente, otra en la barbilla y una en cada mejilla). 

2. Crema hidratante. La crema hidratante es fundamental siempre, aunque después vayas a maquillarte. Elige la crema más adecuada para tu tipo de piel, mejor si además incluye fotoprotección o protector solar .

3. Prebase. Su uso no es obligatorio pero debes saber que los ‘primers’ o prebases ayudan a fijar el maquillaje y a mantenerlo durante más tiempo, atenúan los poros y arrugas, ilumina y el resultado es una piel espléndida. 

4. Contorno de ojos. La piel del contorno de los ojos es mucho más sensible que la del resto del rostro. Es una zona donde las arrugas suelen aparecer antes, además de bolsas, ojeras, hinchazón… Por eso es recomendable cuidarla de forma específica a partir de los 25 años. Aplica el contorno de ojos con pequeños toques con el dedo corazón o anular desde el interior del ojo hacia afuera. 

5. Base de maquillaje. Con los dedos, con una brocha adecuada o con una esponja, extiende la base por tu rostro. Recuerda que ahora la tendencia en maquillaje es lo natural, así que elige un tono lo más parecido a tu color de piel. 

(Estos pasos a veces se intercambian, algunos maquilladores prefieren aplicar primero la base de maquillaje y después el corrector de ojeras, va en gustos). 


6. Polvos matificantes en la zona T. Aplica los polvos sueltos solo en las zonas donde suelen aparecer brillos: en la nariz, en la barbilla o en la frente, con ligeros toques. 

9. Iluminador. Su uso no es obligatorio, es una de las últimas incorporaciones al ritual de maquillaje. Su objetivo es darle a la piel luminosidad y ese aspecto joven, fresco y descansado, que tan de moda está. Se aplica en el exterior del lagrimal y en cada sien, en el arco de la ceja, en la zona alta de los pómulos, en la barbilla y en la base de nariz.

Cómo maquillarse, paso a paso

Los cuidados faciales son un aspecto básico a la hora de realizar un buen maquillaje. Nuestro cutis debe estar perfectamente limpio para evitar la aparición de imperfecciones creadas por la falta de higiene en nuestra piel. 



El primer paso debe ser lavar bien nuestra cara con un jabón neutro o gel facial cada día dos veces al día. 

Aplica una capa de crema hidratante específica para cada tipo de piel dependiendo de nuestras necesidades. La crema hay que dejarla secar para que se absorba bien a la piel.

A continuación aplicaremos con el corrector en las zonas donde necesitemos “corregir”, disimular o camuflar algo. 

Dependiendo del tipo y color de la piel de la zona que debamos ocultar nos ayudaremos con un corrector con pigmentación amarilla, verde, azul, naranja, morado, rosa, blanco o del mismo color de nuestra piel y la zona. 

Correctores de colores y para qué sirven

Corrector blanco: Es más bien un iluminador, sirve para agregar volumen visualmente, o aplicar puntos de luz, sin embargo NO debe ser usado NUNCAAAAA en OJERAS ya que harás que se vuelvan más notorias. 



Para aprender a utilizar el corrector blanco, es preciso que primero conozcas que no te ayudará para cubrir una imperfección de color, si no que sirve para hacer menos notorias las líneas de expresión, ya que las rellena. Utilízalo también como un iluminador, para marcar rasgos que te gusten y darle más iluminación a tu rostro.


Corrector verde/azul: Ya sea que tengamos un corrector verde profundo o más bien un color aqua, tirando a azul, nos sirven maravillosamente para disimular las rojeces de nuestra cara, como manchitas de acné rosas, cuperosis o bien, puntitos rosados. 





Este sirve para neutralizar y esconder las imperfecciones mayormente de acné, ya que suelen ser rojas o rosadas. También sirve para picaduras o alergias que sean de colores entre rosa y rojo unicamente, pero deberá ser muy bien difuminado.






Correcto morado/lila: El corrector lavanda, es perfecto para las pieles con un subtono amarillo muy marcado, o zonas excesivamente amarillentas, ahora bien, yo prefiero en ese caso un primer con base morada, que da una textura menos pesada que llenar la cara de corrector. Este tambien funciona para granitos en color amarillo e imperfecciones que sean de color marrón, como algunas cicatrices y para manchitas color naranja.





Corrector en color naranja: Este sirve perfecto para las ojeras que son azuladas o grises, y también te ayudarán a disimular alguna mancha o sombra oscura que tengas en el área del bozo (arriba de los labios). Es el ideal para las bellezas que tienen manchas muy marcadas o lunares que quieran disimular y ojeras marrón (que se presentan generalmente en piel muy oscura).









Corrector en color amarillo: Este sirve para las ojeras que son moradas o violetas, y para toda imperfección de estos colores, incluidos los moretones o hematomas, así que si te golpeaste puedes usar este corrector para borrar cualquier evidencia, funciona para unificar zonas que no están tan pigmentadas en general, es decir, unas ojeras ligeramente pigmentadas, pecas muy tenues, o rojeces LIGERAS.







Correctores de color piel (claros, oscuros, etc.) : La gran estrella ¡los correctores color piel! Simplemente son un infalible en nuestro maquillaje, podemos corregir errores de maquillaje (que si tiramos sombra debajo, se nos pasó la máscara de pestañas, el labial, etc,). 


Si tus ojeras no son excesivamente marcadas, ni pigmentos, ni con tanta bolsita (simplemente son de alguien que se ha trasnochado un par de veces), yo prefiero elegir un corrector un tono más claro, SOLO UN TONO, que tu color de piel. Si eres de piel muy clara, puedes usar un tono beige para ojeras, a mi me funciona muy bien.


En el caso del contour/ perfilar la cara, es todo un arte, elige un color dos tonos más claro y dos tonos más oscuro que tu tono natural para hacer el contour y te va a quedar super natural y de maravilla.

La base

 Una buena base de maquillaje y, con esto me refiero a que es muy importante hacernos con una de buena calidad y no escatimar en gastos. Una base debe de ser libre de aceites y que tenga factor de protección solar. Las bases de maquillajes deben adaptarse a las exigencias de cada una: las hay muy cubrientes, ligeras, mates, satinadas, de larga duración, etc. Lo ideal es hacerse con una de cobertura ligera a media, fluida y de larga duración.

La base siempre debe aplicarse con brocha, ya que se extiende mejor y la cantidad de producto utilizada siempre es menor que utilizando las manos o esponjas. Nunca debemos terminar de aplicar nuestra base en el borde de la mandíbula, la base termina por el cuello y nunca con un corte brusco. 

Aplica polvos correctores matificantes para tapar brillos y resaltar y ocultar cada zona de nuestra cara; dependiendo de cada una, se aplicarán en un lado o en otro. 


Aplica un Rubor o Colorete, bien puede ser en crema o en polvo para potenciar nuestros pómulos. Igual que con los polvos matificantes, el colorete se aplicará dependiendo de la forma de la cara de cada una. 

Despierta tu mirada rizando ligeramente las pestañas con un rizador, sin abusar y sin hacer demasiada presión ya que el pelo de las pestañas si se daña no se regenera. Aplica una capa de máscara de pestañas, evitando crear grumos y una vez seca dale una segunda capa sólo en las puntas. 

Peina las cejas con un peine específico y, rellena pequeños huecos con un lápiz o sombra pensada para ellas; fíjalas para evitar que se despeinen con la máscaras de pestañas pero transparentes y deja secar. 

Exfolia e hidrata los labios. En el caso de que queramos darles color aplicar siempre con pincel. 


Preguntas frecuentes:

¿Qué pasa si elijo un color tres tonos arriba de mi tono de piel, o blanco, para mis ojeras, se disimulan mejor? 
Simplemente las vas a convertir en las terribles protagonistas de tu carita, contrario a neutralizarlas.

¿Cualquier presentación me sirve? 
No, debes elegir (al igual que tu maquillaje) la presentación que vaya mejor a tu tipo de piel, es decir, una textura cremosa muy ligera para piel madura o con arrugas y en barra para piel grasosa. 

¿Qué tanto producto es necesario aplicar para que mi corrección funcione? 
Como decía mi maestra, la cosa es perderle el miedo a los correctores, aunque yo prefiero aplicar dos capas ligeras que desde el principio muchísimo producto, recuerda que en el maquillaje es mejor agregar de a poco que pasarte de una vez.

¿Solo aplico mi corrector de color, neutralizar y me salgo a la calle? 
No, el corrector va debajo de la base de maquillaje, te recomiendo aplicar el tono (azul, verde, morado, etc…), encima de ese aplicar un tono exactamente de tu color de piel y encima tu base de maquillaje para que quede perfectamente integrado, no queremos que todos vean que traemos la cara verde, ¿o si?

¿Por qué se me hacen líneas/rayas de corrector debajo de los ojos? 
El corrector se “parte” debido a que no lo estamos difuminando bien, para esto aplicalo con golpecitos suaves debajo de tus ojos, NO deslizando con los dedos de un lado a otro, porque con eso solamente lo “batimos” y a las pocas horas (sino es que antes) ya traemos las líneas debajo del ojo. Si ésto te pasa, solo vuelve a difuminarlo con ligeros golpecitos con tu dedo anular.

Por último te recomiendo hacer pruebas en tu casita un día que ya no vayas a salir y neutralizar, por ejemplo, una marquita roja o manchita café, hasta que te quede, solo así le vas a agarrar la medida adecuada y volverte una master, practicando.

No dudes en compartir con nosotros todas tus impresiones dejándonos un comentario, Por favor no olvides darle me gusta compartir , haz que esta familia sea mucho más grande con un CLICK! :D

Si tienes información adicional que pueda ayudar a los lectores no olvides colocarla debajo en la caja de comentarios =D

Área de Ideas

¡Bienvenidos! Este blog es para todas las personas que buscan noticias y tutoriales sobre maquillaje, diseños para uñas, recetas para cocinar, consejos de belleza, bienestar, decoración, reciclado y reutilización, e ideas creativas y mucho más!